Desde los 18 años estoy volcada en el mundo de Neimhaim

Aranzazu Serrano es periodista de Cultura y desde hace unos años combina esta actividad con el sector editorial, donde ha ejercido como editora y redactora de libros de divulgación y libros infantiles. Su primera novela, Neimhaim, fue finalista a la Mejor Novela Nacional en los Premios Ignotus y los Premios Kelvin. En junio de 2018 sale a la luz su segunda novela, Neimhaim. El azor y los cuervos, publicada por Plaza&Janés (Penguin Random House)

En primer lugar, nos gustaría saber un poco más de ti y conocer tu trayectoria en el mundo de la literatura.  
Siempre me ha encantado inventar historias. Antes de saber escribir, con cinco añitos, ya inventaba mis propios cuentos. A los 15 años empecé mi primera novela, ese mismo año recibí el premio Pluma de Oro por un relato sobre la Antigua Roma. Y desde los 18 años estoy volcada en el mundo de Neimhaim, que es como “mi otra casa”. También he escrito relatos mientras tanto y algún libro infantil y de divulgación sobre historia y evolución humana.
  
La Lit Con Madrid te ha invitado este año a participar en una charla sobre los tipos de publicación: edición, coedición y autopublicación. ¿Podrías adelantarnos un poco acerca del tema? 
Cualquier opción me parece buena, lo malo es cuando se aprovechan de la “ilusión” de aquel que quiere ver su obra publicada, y eso lleva al engaño y al abuso económico y emocional.

 ¿Crees que los distintos tipos de publicación compiten entre sí por ser la mejor opción para un escritor? 
Nada puede competir con las posibilidades de publicar en una buena editorial, por la cantidad de recursos que dispone a la hora de editar, corregir, diseñar, distribuir, promocionar y vender tu libro. Y que, por supuesto, te reconozcan de forma económica el esfuerzo y el tiempo de escribir una obra, que por más que sea divertido, no deja de ser un trabajo. Lo ideal es que, con todo lo que aporta la editorial tradicional, el autor nunca pierda la mentalidad de autoeditado, así se une lo mejor de ambos mundos: las posibilidades y recursos editoriales y la pasión y la ilusión de un autor que quiere dar a conocer su obra. Pero editoriales hay muchas, y no todas llegan a un mínimo de calidad. A veces he oído decir que la editoriales te obligan a cambiar tu obra o tus personajes, que te censuran o te restringen la libertad; desde luego ese no ha sido mi caso. Nunca me han obligado a cambiar nada que yo no quisiera, más bien al contrario: siempre han seguido mis sugerencias y gustos en cuanto al diseño de portada, etc, y me han ayudado a pulir defectos que ni siquiera sabía que tenía,  han logrado que el libro fuera aún mejor. He aprendido muchísimo gracias a los correctores editoriales. La coedición me parece la menos aconsejable de todas las opciones, porque el autor vende sus derechos y encima tiene que pagar por ver publicada su obra.  


Tu novela “Neimhaim” fue editada en 2015 por Penguin Random House, ¿alguna vez te planteaste publicar en coedición o autopublicarte? 
Desde luego, si no hubiera tenido la suerte que tuve, hubiera terminado autoeditando, estoy segura, porque tenía una necesidad muy grande de compartir lo que había escrito durante tantos años. Pero decidí seguir una estrategia que llamo “gastar cartuchos de manera piramidal”. Es decir, primero empezar por las opciones ideales, enviar mi manuscrito a las editoriales que están más arriba, aunque te parezcan inalcanzables, y luego ir bajando el listón. Pero si empiezas por abajo, te perderás muchas oportunidades que están arriba.

 Bajo tu punto de vista, ¿qué ventajas y desventajas tiene el mundo editorial en la actualidad? 
Las posibilidades de edición que hay ahora son maravillosas y muy numerosas, sobre todo en el género fantástico; es algo que los autores de los años 80 y 90 ni siquiera podían soñar. En esa época se tenía que asumir que nunca verías tu libro publicado porque simplemente no había apenas editoriales que dieran esa oportunidad a autores españoles. Si hay alguna desventaja de los tiempos actuales es quizás que esa misma facilidad para publicar lleva a la saturación del mercado y la falta de visibilidad. Pero aún así, en mi opinión sigue siendo mejor que antes, cuando no había posibilidad de edición ninguna, salvo los fanzines.

Volvamos a la LCM, ¿qué te ha impulsado a participar y, por ende, apoyar un evento como la Lit Con Madrid 2018? 
Me encanta poder ayudar a otros aportando mi experiencia, ojalá eso también les abra el camino a los que quieran escribir y publicar. 

Puedes encontrar a Aranzazu en:
 Web: www.aranchaserranoperiodista.com y www.neimhaim.com 
Twitter: @as_loren y @neimhaim

No hay comentarios:

Publicar un comentario