La novela negra siempre ha sido un modo de comunicar nuestra realidad más cruda y morbosa

Esta cordobesa con residencia en Madrid, se ha servido de los viejos edificios victorianos y las destartaladas abadías de Reino Unido (donde vivió durante tres años) como inspiración para sus novelas. María Belén, se considera una fanática de la novela fantástica, de terror, thriller e histórica. Entre sus novelas publicadas se encuentran "El Rito", "Tanatoscopio" y “La Casa Wentworth”.
 

En primer lugar, nos gustaría saber un poco más de ti y conocer tu trayectoria en el mundo de la literatura
La literatura para mí es un sueño y una terapia diaria. Es lo que más adoro hacer y una profunda vocación. Desde pequeña me gustaba escribir, pero siempre dejaba mis escritos en el cajón, olvidados, cogiendo polvo…No tenía el coraje de exponerlos a la opinión pública. 

Gracias a diversos certámenes en los que me animé a participar (nacionales e internacionales) junto con convocatorias para antologías de diferentes editoriales y países de habla hispana, me di cuenta de que no solo mi literatura gustaba, sino que había encontrado una nueva meta vital. 

Tras publicar mis relatos en diferentes revistas, decidí publicar mi primera novela “La Casa Wentworth” una historia de terror ambientada de Reino Unido y basada en acontecimientos reales. Su acogida en digital me sorprendió desde el primer momento. 

Más tarde, vino “Tanatoscopio”. Quería elaborar un oscuro portafolio de mis relatos de terror y otros géneros para disfrute gratuito de mis lectores. Quería que fuese una manera de darme a conocer y mostrar mi estilo. Disfruté muchísimo auto editando esta antología.

Finalmente, este año ha visto la luz mi última novela “El Rito”, un Thriller con tintes sobrenaturales que considero una obra diferente y una novela negra muy cruda cuyos personajes aún me acompañan.  

La Lit Con Madrid te ha invitado este año a participar en una charla sobre las claves del thriller, la policíaca y la novela negra. ¿Por qué decidiste escribir sobre estos géneros?
Creo que la novela negra siempre ha sido un modo de comunicar nuestra realidad más cruda y morbosa. He encontrado en este género un ambiente en el que me he sentido muy cómoda para construir escenarios y personajes cuyas vidas rotas jamás hubieran tenido cabida en otro tipo de estilo. Aunque el libro tiene aspectos de otras temáticas paranormales, considero que la mezcla es explosiva y que le sienta muy bien.  

A menudo, este tipo de géneros se atribuyen a escritores masculinos. Sin embargo, figuras como Agatha Christie, Camilla Lackbert o Dolores Redondo, son autoras reconocidas mundialmente. ¿Crees que el género es una barrera en este tipo de literatura? 
Creo que no hay límites. Con constancia y ganas todo se puede, especialmente si haces aquello que adoras. Sin embargo, si he notado que quizás no eres tomada tan “en serio”. El lector de este tipo de género no es juvenil, o no suele serlo. Inconscientemente, ese público busca una seriedad y una trayectoria que siendo una chica joven de 26 años es muy difícil tener (prácticamente imposible). Se entiende que tu experiencia vital no ha sido dilatada y eso influye en tu modo de contar historias. No, tengo 40 años y bigote y tampoco he publicado seis novelas del género, pero creo en mi obra y un lector exigente del género puede disfrutarla sin lugar a dudas.
 

Bajo tu punto de vista, ¿qué carencias y qué puntos fuertes tienen a día de hoy estos géneros?  
El gran punto fuerte, sin duda alguna, es que en este registro, se dan cabida los horrores más profundos y los vicios menos reconocidos de los seres humanos. Se investigan criminales, se busca a inestables mentales y sus diabólicas obras entran dentro de la normalidad, pues ellos no son normales. Digamos que a los escritores nos dan licencia para hablar de aquello de lo que la gente se horroriza. El lector se permite la licencia de ponerse en el rol del malvado sin sentirse moralmente amenazado por la sociedad, satisfaciendo así una oscura curiosidad que tenemos la mayoría de nosotros.

Carencias…Creo que últimamente leo novelas muy parecidas entre sí y me temo que es un género que al estar de moda tiende a comercializarse. Creo que tiene mucho potencial para la innovación, solo que muy pocos nos atrevemos a romper esa fórmula mágica que gusta tanto un público como a otro.
 

Volvamos a la LCM, ¿qué te ha impulsado a participar y, por ende, apoyar un evento como la Lit Con Madrid 2018? 
Para mí ha sido una sorpresa maravillosa haber sido invitada a la Lit Con Madrid 2018. Agradezco muchísimo la confianza depositada y la verdad es que lo considero una causa más que honrada, difundir la literatura desde todas sus vertientes hacia el público general y sobre todo a pesar de los inconvenientes y las adversidades.

Los que pertenecemos a este mundo de la literatura, de una u otra manera (bloggers, maquetadores, ilustradores, escritores, editores, agentes de marketing…) debemos apoyarnos los unos a los otros, porque se trata de fomentar la literatura, de que se conozca lo que hacemos y llegar a la gente, que es lo que queremos todos: Visibilidad. Algo difícil de lograr si no estás en las marquesinas de los autobuses. Juntos hacemos más ruido.
 

¿Qué le dirías a la gente que apenas conoce estos géneros para que acudan a la charla de la LCM?  
Les diría que la literatura es tan diversa como la vida. Hay momentos en los que nos sentimos más unidos a un género, pero la diversidad de las historias a las que tenemos acceso es tan magnánima, tan dispar y enriquecedora que quizás hay una historia que hubieras descartado por la pegatina que tiene puesta y que, ¿quién sabe? Quizás puede cambiar tu modo de ver las cosas y hacerte descubrir un mundo nuevo de posibilidades. Debemos de mirar más allá de la etiqueta de los géneros narrativos.

Puedes encontrar a María Belén en

Web: http://mbelenmontoro.wixsite.com/mariabelenmontoro 
Twitter: https://twitter.com/mbelenmontoro 
Página de Facebook: https://www.facebook.com/mariabelenmontoro/

No hay comentarios:

Publicar un comentario