Lo importante del término “literatura juvenil” no es “juvenil”, sino “literatura”

Déborah F. Muñoz dedica su vida profesional al marketing. Sin embargo, esto no le ha impedido labrarse un sólido currículum literario compuesto por diversas novelas y relatos. Entre ellas, cinco novelas autopublicadas en papel (“Atrapada en otra dimensión”, “Viajera interdimensional”, “Incursores de la noche”, “Incursores del ocaso” y “Enemigos o algo más”), otra con editorial (“Amigos o algo más”) y una novela corta ilustrada, “Eladil”, además de relatos en decenas de antologías literarias, algunas de ellas propias.  

En primer lugar, nos gustaría saber un poco más de ti y conocer tu trayectoria en el mundo de la literatura. 
Bueno, yo empecé porque una amiga se puso muy pesada con eso de “hazte un blog”. No sabía de qué hacerlo, así que empecé a escribir un diario muy divertido de una chica que se queda atrapada en otro mundo. No tuvo ningún éxito en formato blognovela (de hecho, amenacé con matar a la protagonista de una forma muy metaliteraria) pero me gustó eso de los blogs y empecé a compartir mis relatos en escribolee.blogspot.com y a participar en grupos de escritura. 

Aun así, nunca pensé en publicar ni nada por el estilo hasta que junté las entradas de la blognovela en un ebook y lo difundí: “Atrapada en otra dimensión” tuvo tantísimo éxito que, además de recibir opiniones de mucha gente, bastantes lectores me pidieron que lo sacara en papel porque querían tener una versión física de lo que habían disfrutado en digital. Pasado el desconcierto por el éxito del libro, me lancé a la piscina: lo corregí, hice una portada chula, lo maqueté, busqué una imprenta y empecé a venderlo en papel. 

En pocos meses agoté la edición, así que, cuando volvió a pasar lo mismo con “Incursores de la noche”, ni me lo pensé y saqué el libro en papel con escenas inéditas y una corrección profunda. Posteriormente, también saqué directamente en papel otra historia de la misma protagonista de “Atrapada en otra dimensión”, “Viajera interdimensional”, porque, aunque el primero era autoconclusivo, me lo estaban pidiendo (más bien exigiendo) los lectores. 

Luego me dio por aprender a ilustrar en 3D y decidí aprovechar para hacer las ilustraciones de una novela corta que tenía por casa, “Eladil”. Y, como con Amazon era más sencillo publicar y me había quedado sin ejemplares de los otros libros, decidí reeditarlos en esa plataforma (aproveché para reescribirlos y volverlos a corregir, porque mi estilo había mejorado notablemente). 

Luego, tras una interesante experiencia publicando “Amigos o algo más” con una editorial, decidí que me encajaba más el mundo de la autopublicación y saqué el siguiente de la trilogía (son autoconclusivos pero cuenta la historia de tres amigos y tienen cierta relación), “Enemigos o algo más”, por mi cuenta. Y finalmente (de momento) volví a ceder a la presión lectora y a sacar, “Incursores del ocaso”, otra novela autoconclusiva (como lectora odio que me dejen sin final, así que todos mis libros acaban) con la historia de Sombra, el elfo nigromante de “Incursores de la noche”. 

Entre tanto, he seguido publicando un relato semanal en escribolee.blogspot.com (recopilo los mejores en antologías temáticas cada cierto tiempo), participando en libros solidarios y metiéndome en todos los berenjenales literarios que se me han puesto por delante. No lo puedo evitar, me encanta escribir (como queda demostrado por esta larga respuesta).
 

La Lit Con Madrid te ha invitado este año para hablar sobre literatura juvenil. ¿Podrías definir en pocas palabras en qué consiste la “literatura juvenil”? 
Esta es complicada, porque es una definición muy difusa... Se podría decir que es la que se dirige a los jóvenes, pero eso se queda corto, porque muchas novelas que originalmente no se concibieron para ese público se las han “apropiado” y al final han acabado siendo catalogadas como juveniles (“El guardián entre el centeno”, por ejemplo). Quizás podría decirse, simplificando mucho (y partiendo de la base de que al final son los adultos los que ponen la etiqueta al libro), que son las novelas que los jóvenes eligen leer porque se sienten más cercanos a ellas, bien por su temática, por su tono, porque se sientan identificados con los personajes... Lo cual no quiere decir que los adultos no puedan elegirlos (y disfrutarlos) también. 

La literatura juvenil está enfocada a un público joven, pero a menudo se la relaciona estrechamente con la literatura infantil. ¿Crees que esta asociación del género le perjudica de cara a alcanzar un público mayor? 
Creo que la buena literatura no tiene edad. Sí que es cierto que hay muchos prejuicios con respecto a los libros infantiles (y los juveniles por extensión pues, aunque tienen entidad propia, muchos los agrupan en la misma categoría) por parte de ciertos adultos que consideran su lectura como una bajada de sus elevados estándares. Es una estrechez de miras que se aplica no solo a la supuesta franja de edad de los libros, sino a su género, a cuándo fue escrito o incluso a la nacionalidad o el sexo del autor. 

No obstante, para mí, esas personas que solo dan una oportunidad a lo que ya conocen no cuentan; los buenos lectores, los que son abiertos y buscan simplemente algo bueno que leer, sin prejuicios y tengan la edad que tengan, disfrutarán de un buen libro lleve la etiqueta que lleve y, por tanto, poco les importará que sea infantil, juvenil, infantil-juvenil, new adult, adulto o cualquier otra etiqueta que se le pueda poner. 

Bajo tu punto de vista, ¿cómo ha evolucionado la literatura juvenil española y en qué punto se encuentra en la actualidad? 
Afortunadamente, la literatura juvenil española está aumentando su hueco en el mercado cada vez más, quizás porque son libros más cercanos a nuestra realidad y es más fácil sentirse identificados con las situaciones que nos pinta un autor local que uno extranjero. No obstante, queda mucho camino por andar: todavía predominan quienes dan más peso al nombre del autor que a la calidad de su obra y son pocos los que dan oportunidad a las nuevas voces de escritores juveniles relativamente desconocidos. Pero bueno, el tiempo todo lo pone en su lugar y los lectores cada vez son más exigentes. Además, tengo una fe absoluta en el boca-oído, quizás porque me ha funcionado tan bien, así que creo que poco a poco el mercado se irá ajustando. 

Volvamos a la LCM, ¿qué te ha impulsado a participar y, por ende, apoyar un evento como la Lit Con Madrid 2018? 
Toda oportunidad de hablar de libros con personas que comparten mi afición es siempre bien recibida por mi parte. Es fantástico hablar de las últimas lecturas, de escritura o de cualquier tema relacionado con los libros sin que te miren como si fueras un bicho raro, por no hablar de que este tipo de eventos son fantásticos para recibir recomendaciones de grandes novelas y ver por dónde van los tiros en el mercado literario. Además, me gusta muchísimo cómo se ha planteado la Lit Con Madrid, incorporando más voces aparte de la del bloguero y las “tradicionales”; creo que es una gran mejora respecto a la BLC, a la que por cierto asistí casi desde el inicio. Así pues, en cuanto se me dio la oportunidad de participar, no me lo pensé dos veces. 

Por último, ¿qué le dirías a ese tipo de público que no “encaja” por definición dentro de la literatura juvenil para que acudiera a esta charla de la LCM?
Que lo importante del término “literatura juvenil” no es “juvenil”, sino “literatura”, y que por tanto hay muchísimas razones por las que merece la pena darle una oportunidad al género y asistir a una charla en la que se darán cuenta de que es mucho más profundo, complejo y maduro de lo que los prejuicios puedan llevarles a creer. Además, siempre he sido de la idea de que salir de la zona de confort y aprender cosas nuevas es lo mejor que puede hacer una persona, así que, si no “encajan” dentro de la literatura juvenil (que como creo haber dicho no es solo para jóvenes) y no saben mucho sobre el género precisamente por eso deberían pasarse y enterarse un poco del tema.

Puedes encontrar a Déborah en:
Web: https://deborahfmunoz.com/
Twitter: https://twitter.com/DeborahFMu 

Facebook: https://www.facebook.com/blogsDeborahFMunoz/ 
Blog de relatos: https://escribolee.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario